7 ideas para ahorrar en gastos de salud

(BPT) - En la actualidad, los cuidados de salud son aparentemente más complicados que nunca. Debido al aumento de las primas y de los diferentes niveles de cobertura, puede resultar confuso determinar lo que podemos costear en lo referente a consultas médicas, atención de urgencia y medicamentos recetados.

A continuación, algunas ideas sencillas que podrían ayudarle a ahorrar en sus gastos de salud:

1. Infórmese. Si tiene seguro médico, asegúrese de conocer bien su cobertura, especialmente si le han diagnosticado un trastorno crónico como la diabetes, hipertensión o el colesterol alto. Si algo no le parece claro, o no está seguro de los costos que están cubiertos por su seguro, llame a su proveedor y solicite respuestas a todas sus preguntas.

2. Ahorre en sus medicamentos con receta. Si no tiene seguro médico, o su aseguradora no cubre el costo de ciertos medicamentos recetados, InsideRx.com/es podría ser una opción. Aunque la tarjeta Inside Rx no es un seguro, le proporciona ahorros promedio del 40% en medicamentos recetados de marca, y un descuento de 80% en medicamentos genéricos para usuarios elegibles. Incluso hay una tarjeta para mascotas que puede utilizar para los medicamentos recetados por su veterinario. La próxima vez que vaya a recoger un medicamento con receta, descargue la tarjeta en su teléfono — no necesita descargar una aplicación — y muéstrela al farmacéutico para determinar si puede beneficiarse, y cuánto podría ahorrar. Para tener acceso a los requisitos de elegibilidad y a la relación completa de medicamentos que ofrece el programa, visite el sitio web en español InsideRx.com/es.

3. Analice sus opciones. El sitio Inside Rx también puede ayudarle a encontrar el mejor precio para un medicamento específico en una farmacia cercana a su domicilio, si está usando la tarjeta de descuento. Con sólo unos cuantos clics podrá encontrar la farmacia que ofrece el mejor precio en su área. Visite InsideRx.com/es para más información y detalles en español. Además, hable con su médico para ver si el cambio a un medicamento genérico es una buena opción. Esto podría ahorrarle dinero a la hora de comprar sus medicamentos.

4. Utilice la plataforma en línea de su proveedor. Si su aseguradora ofrece un sistema de acceso a su historial médico en línea, ingrese al mismo para verificar que está al día en la vacunación, inmunizaciones, consultas médicas y análisis. También verifique su cobertura médica antes de coordinar una visita, pero no la posponga, pues el costo monetario y de salud podría ser mayor si no se le da tratamiento a los trastornos que surjan. La identificación de los problemas a tiempo le mantendrá sano y la ahorrará en gastos médicos a la larga.

5. Aproveche los planes de bienestar físico. Si su empleador ofrece un plan de bienestar físico, ¡participe! Si lo hace, puede obtener beneficios como podría ser la cobertura parcial en membresías a gimnasios. Hable con su oficina de recursos humanos para conocer los planes de ahorros de salud o de otro tipo que estén disponibles a través de su patrono para determinar si puede aprovechar alguno y así disminuir algunos gastos de su propio bolsillo.

6. No posponga el tratamiento. Si le han diagnosticado un trastorno que requiere tratamiento o medicamentos, no posponga el inicio del mismo. Hable con su médico sobre cualquier preocupación financiera que tenga, y determine si puede obtener beneficios con una tarjeta de ahorros en medicamentos con receta, para garantizar que comience de inmediato a tomar lo que le han prescrito.

7. Planifique el pago de cuentas médicas. De la misma manera en que usted le pide a su mecánico un estimado antes de reparar su automóvil, no tema preguntarle a su proveedor de servicios de salud por el costo de sus servicios. Muchos proveedores están disponibles para crear un plan de pagos cuando su seguro no cubre ciertos gastos médicos, o si no tiene seguro o tiene uno con un deducible alto. ¡No tema negociar!

En vez de esperar a que surjan los problemas, hágase cargo de su salud y planifique con anticipación los gastos médicos. Aunque no podemos prepararnos para todo lo que pudiera llegar, sí puede mantenerse informado, usar los recursos disponibles, y abogar proactivamente por su salud.

0
0
0
0
0

Load comments